4.16.2014

Por el Yasuní ...!


Porque la defensa y respeto a las mujeres empieza por la defensa y el respeto a nuestra Pachamama, somos parte de las luchas anti-mineras y anti-extractivistas.



Compartimos imágenes de la marcha de entrega de las firmas para exigir  una consulta popular para  detener la extracción del petróleo en el bloque ITT del Parque Nacional Yasuní, área protegida que contiene la mayor diversidad de flora y fauna en e mundo.


Estaremos pendientes y vigilantes en el proceso de validación de firmas y llamado a consulta popular.


Por el Yasuní ... nadie se cansa!
Por las Mujeres ... nadie se cansa!
























4.10.2014

Vamos todas!!!


La lucha anti-extractivista y anti-minería en defensa y protección de nuestra Pacha es una lucha que nos atraviesa y nos une a las mujeres LBTI.
Activas y sororamente presentes!!


4.04.2014

Presentes en la Marcha de las putas!!

Compartimos el manifiesto de la Marcha de las putas. http://plataformaputasec.org/show.html?v=2600#.Uz3jvty9mIs

Nosotras y nosotros, mujeres, hombres y personas de diversa condición sexo-genérica que impulsamos la Marcha de las Putas - Ecuador, desde nuestro contexto particular, y en solidaridad con quienes en otras partes del mundo impulsan esta misma Marcha, denunciamos públicamente las actitudes y prácticas sociales, culturales e institucionalizadas de maltrato, cosificación, estigmatización y opresión de las mujeres y otr@s femenin@s y manifestamos que:


1. Frente a la constatación de que "puta" es una palabra que describe múltiples formas de insumisión y autonomía femenina, en particular de insumisión y autonomía sexual; NOS ASUMIMOS PUTAS. Porque así nos han llamado por habernos hecho una ligadura, por tener más de una pareja, por vestir híper-femenin@s, por salir solas de noche, por proponer sexo, por abortar, por contestar (o, peor aún, contestar que "no"); por ser mujer y amar a otra mujer, por decidir no ser madres, por haber feminizado o masculinizado nuestro cuerpo en sentido contrario a nuestro sexo, por usar anticonceptivos, por divorciarnos, por negarnos a aceptar la violencia en nombre de la feminidad, la familia y la maternidad, entre otros muchos actos de autonomía sobre nuestros cuerpos y vidas. Si ser putas es hacer lo antes descrito, y dado que eso no va a cambiar, nos ratificamos putas.




2. Frente a la represión que sufren l@s trans y otras personas que asumen expresiones de género alternativas; NOS VESTIMOS PUTAS. Una diversidad de géneros encabeza nuestra marcha porque reivindicamos la libertad estética y la diversidad de género como cuestión transfeminista. Porque pensamos que ni el feminismo es exclusivo de las mujeres, ni la transgresión del género es exclusiva de las personas trans. Y por eso reivindicamos todas aquellas expresiones de género que rompen con la estética binaria y patriarcal que nos dibuja un mundo de dos lugares únicos: el de las "mujeres femeninas" y el de los "hombres masculinos". Y celebramos la subversión estética, tan encarnada en la hiper-feminidad de la puta y en la del gay que "echa plumas", como en la masculinidad de las mujeres machonas o en la de los hombres que nacieron con vagina; o aún, en la androginia de quienes se niegan a asumir una expresión de género inequívoca.

3. Frente a la represión que sufren las trabajadoras sexuales - las putas remuneradas entre las putas otras - NOS ALIAMOS EN UN UNICO BANDO DE PUTAS TODAS. Rechazamos la estigmatización de las trabajadoras sexuales y afirmamos sus derechos; especialmente su derecho a ocupar el espacio público. Celebramos la posibilidad que ellas nos han planteado de reivindicar la capacidad de negociación sexual de las mujeres (no sólo en términos económicos) y celebramos, sobretodo, la necesidad de superar la tramposa división patriarcal que se hace de las mujeres en dos bandos - el de las "putas" y el de las "decentes" - división que a menudo hace creer, a las "decentes" , que están en mejor situación que las "putas". ¡Todas PUTAS Todas!

4. Frente a la negación del placer femenino, y porque puta, significa muchas veces "la que goza", NOS NOMBRAMOS POSITIVAMENTE PUTAS. Porque si existen tantas palabras para hablar en positivo de la autonomía y el placer sexual de los hombres - macho, varón, torazo, campeón - y en cambio no existe término alguno que enuncie en positivo la autonomía y el placer sexual de las mujeres - sino tan sólo "puta" y sus sinónimos - nos negamos a quedarnos sin palabras y afirmamos, otra vez, que somos placenteramente putas.

5. Frente a la justificación familiar, social, policial, judicial y mediática de la violencia sexual y de género como auto-provocada por las actitudes y estéticas de insumisión femenina; ALZAMOS LA VOZ DE PUTAS. Y no nos callaremos hasta que las instituciones, y la sociedad en general, aprendan a ubicar correctamente la responsabilidad social y legal frente a la violencia sexual y de género y empiecen a juzgar, no a las víctimas por ser "buenas" o "malas", "putas" o "decentes", sino a los agresores por ser agresores y a los violadores por ser violadores.



6. Frente a las marcas de control y castigo infligidas en los cuerpos femeninos y feminizados, que en su peor expresión se plasman en femicidio, feminicidio y crímenes de odio; NOS RECONOCEMOS COLECTIVAMENTE PUTAS. Porque los asesinatos, violaciones y formas de violencia extrema contra mujeres, personas trans, trabajadoras sexuales y otr@s disidentes del género y la sexualidad, no atentan aisladamente contra cuerpos específicos, sino sistemáticamente contra las identidades colectivas que en ellos se encarnan. Demandamos que el Estado reconozca que detrás del genocidio femenino está la tutela patriarcal que nos convierte en sujetos con cuerpos disponibles y desechables. Demandamos que el Estado actúe en consecuencia, promoviendo políticas que favorezcan la plena autonomía de las mujeres y personas de diversa condición sexo-genérica sobre sus cuerpos.

Porque "PUTA" ha sido siempre "ELLA" y nunca "YO", siempre una sentencia y nunca una asunción, hoy nos robamos la sentencia para afirmar que somos NOSOTRAS quienes nos juzgamos a NOSOTRAS MISMAS. Marchemos, PUTAS, para que la palabra nunca más nos duela, nos culpe ni nos estigmatice. Marchemos, PUTAS, para que se escuche y se entienda que le decimos NO a la VIOLENCIA DE GENERO y SI A LA LIBERTAD ESTETICA Y SEXUAL, A LA AUTONOMIA Y A LA IGUALDAD ENTRE MUJERES, HOMBRES Y PERSONAS DE DIVERSA CONDICION SEXO-GENERICA.


¡TODAS PUTAS TODAS!!!